"Y quién no tiene un amor,
y quién no goza entre amapolas."

Alejandra Pizarnik

lunes, 14 de noviembre de 2011

Un Vals Antes del Amanecer


" Trabajé para un hombre mayor y una vez me dijo que
se pasó su vida pensando en su carrera y en su trabajo.
Tenía 52 años y de pronto se dio cuenta: En realidad nunca
había dado nada de sí mismo. Su vida era para nadie y para nada.
Casi lloraba mientras decía eso.
Creo que si existiera algún Dios, no estaría en ninguno de nosotros,
ni en tí, ni en mí...sino en este pequeño espacio intermedio.
Si existe alguna magia en este mundo, debe ser en el intento de comprender
a alguien que comparte algo.
Lo sé, es casi imposible lograrlo, pero..¿a quién le importa en realidad?.
La respuesta debe estar en el intento."

Antes del Amanecer es una película que tenía desde hace tiempo en ese rincón que a veces, sin saber el motivo, llenamos de cosas que nos dan pereza. Alguna vez intenté verla pero no pasaba de los 10 primeros minutos. Ayer la vi y me enamoró. Seguramente por monólogos como éste. O por la ausencia de un "te quiero" en una película de amor llena de magia y encanto. O por ver lo bonito que es que la vida pone en tu camino a esa persona que sabe lo que piensas sin necesidad de adivinarlo.

Què harías si de pronto un día te paras a pensar que ese podría ser el último día de tu vida. Tener un día, uno solo para pensar solamente en ti.

La respuesta debe estar en intentarlo..

Unos años después se rodó Antes del Atardecer. Para mi gusto no alcanza a tener la magia de la primera, pero es igualmente preciosa. En ella July Delpy interpreta una canción tan llena de encanto como su propio personaje.

31 comentarios:

abril en paris dijo...

Dos películas de obligado "visionado" como ejercicio de lo que puede ser una relación desde el momento mágico del encuentro hasta que la vida te reune con el posible "amor" de tu vida o al menos para vivir esa ilusión.
¡qué acierto el diálogo y la canción que has incluido !
La descubrí hace tiempo casi por casualidad y me quedé pegada a esa parejita..

Un beso parisino :-)

Sonrio

meloenvuelvepararegalo dijo...

Totalmente de acuerdo. La primera me encantó y duramente mucho la iba recomendando y según explicaba un poco de qué iba la gente me decía que parecía un poco cursi... "Qué va! Les decía yo, y más conociéndome!" A quien convencí, les gustó.
La segunda también me gustó bastante, más que nada porque esa historia es tan, pero tan posible, que me atrapó en seguida.
Yo no te puedo mandar un beso parisino, pero te conformas con uno barcelonés?
saludos,

La pequeña Meg dijo...

:-O Me tengo que poner con ella ya!!!! tanbién la tengo aparcada y todos me hablan maravillas de ella. A eso se suma que adoro Paris sin haberla conocido, y desde que me quedé en al aeropuerto el año pasado con la huelga de controladores, me vine abajo y dejé de ver/leer las pelis, libros etc..relacionados con ella. Este año no me puedo permitir ir, pero tengo que quitarme esta tonteria ya de encima :-) Un besazo!

Myra dijo...

Abril Yo las he descubierto muy tarde, demasiado tarde. No le tengo mucha simpatía al protagonista y quizá esa sea la causa de haberla arrinconado. La primea es muy mágica y la segunda..yo creo que al principio te va dejando algo tocada porque consigue removerte por dentro con esos diálogos que se establecen entre los protagonistas. Esas oportunidades que tantas veces hemos comentado. Ese tren que no deberíamos dejar escapar porque la vida..es tan corta que cuando quieres darte cuenta, ya ha pasado.

Un beso vienés y a ritmo de Vals.

meloenvuelve Pues me pasa como a ti, pero al revés. Había leído maravillas de esta peli, tenía amigos que me la habían recomendado pero, como le he explicado a Abril, me dejé llevar por esa escasa simpatía que sentía por Ethan Hawke. Además, tenía la idea de que era la típica peli "rara"..qué equivocada estaba.

Recojo tu beso barcelonés llena de cariño. Barcelona es muy especial para mí, por muchos motivos. Por cierto, un amigo barcelonés es quien ha conseguido que finamente me decicidiera a ver esta peli.

Meg Estoy segura que la pelí te atrapará como fue atrapando a mí hasta acabar vièndola con un nudo en la garganta. Es maravillosa en su sencillez.
No dejes de visitar París en cuanto tengas la oportunidad. Siempre querrás volver a ella.

Un beso

dexter dijo...

Ayss, doctora, que no te mola el Hawke, mujer no es pa tanto. Yo es imagninármelo subido a un pupitre y diciendo a voz en grito aquello de Oh Capitán, mi capítán y es ponérseme los pelos como escarpias.

En cuanto a la película pues sí la primera era muy bella. Todos hemos fantaseado con que nos pasase alguna vez lo que les ocurre a los protagonistas. La primera tiene evidentemente mucha más magia, pero ello no quiere decir que no tenga su razón de ser. La magia de la primera está en que no acaben juntos (perdón por el spoiler). El reencuentro posterior con los años y la rutina a cuestas resulta mucho más decepcionante. En esta segunda parte nos preguntamos que hubiera sido de los dos si hubieran seguido juntos. Y de ellos, hubiera sido lo mismo, habrían acabado a otras personas que no hubiesen sido ellos. Para ser ideal, el amor no ha de consumarse. Alguien dijo que los finales felices son historias inacabadas. La historia me recuerda a los versos de aquella canción de Ismael Serrano que se titulaba "Dónde estarás" y que me he permitido traer hasta aquí y compartir en este rincón al lado del braserito. Cuando quieras nos hacemos un viajecito en el interrail.

El tiempo imparable plateará nuestras sienes
y hará de nuestros recuerdos cenizas y humo.
Tú y yo, ahora amándonos cada vez más lejos,
seremos engullidos por un oscuro futuro.

Seremos esa generación perdida
apuntalando las ruinas.

Dónde estarás.

Mientras esperas a que amanezca
conocerás a un hombre, te robará el misterio.
Te dará una casa y muchos hijos,
y romperá tu hechizo, cubriéndote de dinero.

Pero serás una mujer perdida
apuntalando las ruinas.

Dónde estarás.

Niños de azul marino y corbata
se despedirán de ti cada mañana.
Cultivando el cáncer que nos unió,
amarillos los dedos, gris el pulmón.

Dónde estarás.

Con el BMW directa a la gimnasia,
con Gin Tonic ahogando la menopausia,
hora en la peluquería para tapar esas canas,
echándome de menos artrosis en el alma.

Dónde estarás.

Tendrás largas tardes de aburrimiento,
de ginebra y largos cigarrillos bajos en nicotina.
Y mientras tu marido te jura
que no te engaña, por su vida,
soñarás conmigo huyendo de esa rutina.

Pero serás una mujer perdida
apuntalando las ruinas.

Dónde estarás.

Cualquier día nos cruzaremos por la calle
y tú dudarás si pasar de largo o saludarme.
- "¿Cómo estás, qué tal tus hijos?" - "Cada día más grandes".
- "¿Y qué tal tu marido?" - "Perdona, pero se me hace tarde".

- "Llámame cualquier día".
Hay que ver cómo es la vida.

Dónde estarás.

Niños de azul marino y corbata
se despedirán de ti cada mañana.
Cultivando el cáncer que nos unió,
amarillos los dedos, gris el pulmón.

Dónde estarás.

Con el BMW directa a la gimnasia,
con Gin Tonic ahogando la menopausia,
hora en la peluquería para tapar esas canas,
echándome de menos artrosis en el alma.

Dónde estarás.

Un beso, y espero que tú siempre estés aquí.

Montse dijo...

Poco puedo decir, porque no conozco la película, pero la canción me ha encantado y tu explicación, de la manera que expones siempre tan sensitiva y entusiasta, me han cautivado.
Tomo nota para localizarla y poderla ver (me acordaré de tí, sin duda)

Mil besos :)

Myra dijo...

Maño Pobre Ethan Hawke, nunca me gustó demasiado..no. Me echaba un poco para atrás. Fíjate si me gustaba (ojo al verbo en tiempo pasado)poco que me encanta El club de los poetas muertos, pero no recordaba que él sale en la peli..Pero en esta peli me he reconciliado con él. Es bonito lo que comentas de la segunda peli, eso de llevar la rutina a cuestas. Seguramente la inocencia de la primera es lo que la hace tan mágica.
Gracias por traer la letra de esa canción. Es muy bonita. Me gusta mucho más la letra que la propia canción con música.

Un besito.

Montse: Yo creo que te gustará. Es una peli para dejarse llevar por su encanto. Es de esas pelis que se ven con la sonrisa puesta. Es elegante, tierna y July Delpy está maravillosa.

Muchas gracias por tus palabras, Montse.

Mil besos más

Kinezoe dijo...

Pues a mí me costó entrar en su juego. Como que le falta algo... Y la segunda, teniéndola, aún no la he visto. Me da pereza. Igual me pongo y me gusta; esto depende mucho de cómo te pille el día...

Besos.

Anónimo dijo...

Aissss...este romanticismo tuyo, Francesca, siempre atenta a esas relaciones que te punzan el corazón, aquellas que uno imagina y nunca tuvo, aquellas que tienen su magia porque nos resultan desconocidas.
Hay un corto español de hace años ( con Coque malla y Ariadna Gil) llamado el columpio titulado "El columpio" ( se puede encontrar con facuilidad en yutube) que también cuenta sobre esos encuentros fugaces tan intensos...

Y en cuanto a la canción de Ismael Serrano que nos trae Dex, en fin, me parece algo tramposa y cínica ( ya sabes que yo opino que lo rutinario del amor es, en realidad, lo mejor de amar). pero si hablamso de canciones que nos cuentan sobre momentos perdidos, creo que Luis Eduardo Aute hizo antes esta maravilla :



Fue en ese cine, ¿te acuerdas?,
en una mañana al este de Edén,
James Dean tiraba piedras
a una casa blanca, entonces te besé.
Aquélla fue la primera vez,
tus labios parecían de papel,
y a la salida en la puerta
nos pidió un triste inspector nuestros carnets.
Luego volví a la academia
para no faltar a clase de francés,
tú me esperaste hora y media
en esta misma mesa, yo me retrasé.

¿Quieres helado de fresa
o prefieres que te pida ya el café?.
Cuéntame como te encuentras,
aunque sé que me responderás: muy bien.
Ten, esta foto es muy fea,
el más pequeño acababa de nacer.
Oiga, me trae la cuenta,
calla, que fui yo quien te invitó a comer.
No te demores, no sea
que no llegues a la hora al almacén;
llámame el día que puedas,
date prisa que ya son las cuatro y diez.


Muchos besos. Kincaid

dexter dijo...

Hombre, yo, Robert, hablaba del amor idealizado. Es inevitable fantasear como Julie y Ethan en la película que hubiese pasado de haber acabado juntos. Y yo pienso que hubiesen acabado añorando (me comí la palabra en el post anterior pero creo que se sobreentendió)a otros. Llámalo cínico, pero es así. Quizá el amor verdadero sea ese del que hablas, y es capaz de llenar a las personas que lo sentis de un modo tan intenso. A mí, por cierto, también me llama mucho más la atención la letra de Isma que la canción en sí.

La de Aute, sí, aparte de ser preciosa (ummm ¿no hablaba de dos gays?) es más amable.

Besos amables a los dos.

Myra dijo...

Kine: Espero que este comentario no sea un "te la devuelvo.."jajaja, es broma. Te entiendo perfectamente porque durante mucho tiempo eso que te pasó a ti, es lo que me pasó a mí con esta peli. Veía unos minutos del comienzo y nada, que no me atrapaba y la ponía en el cajón de la pereza. Creo que hay un momento para según qué cosas. Para una canción, para un libro, para una película..Solo hay que esperar a que llegue ese día.

Un beso, Kine.

Kinkaid Y quién ha dicho que "uno imagina y nunca tuvo.."?. No se trata de desear lo que nunca se tuvo o nunca se tendrá. Simplemente es que esta película me ha gustado porque está contada de una manera muy sencilla. Sin necesidad de escuchar "eres el amor de mi vida", para saber que lo eres. Sin necesidad de decir un "te quiero". Es una película elegantemente sencilla, y eso es lo que me enamora de ella. Las miradas entre ellos. Ese pasear su amor por Viena. Descubrir que un desconcido entiende y comparte hasta tus silencios.
No comparto contigo la idea de que lo rutinario del amor es lo mejor de amar. Lo mejor de amar es conseguir que un beso no se convierta en una rutina.
Muy bonita esa canción de Aute.

Un besito

Maño Lo mágico de esa película es la película tal como está contada, sin pensar que hubiera pasado sí..esto o lo otro. La magia está en ese día. Sin más.
La letra de Aute claro que podría estar escrita para dos gays.. y cualquier letra que hable de amor..

Más besitos

Kinezoe dijo...

No era un te-la-devuelvo, Myra (aunque pensé que podrías pensarlo, jeje...). Casualidades de la vida. Por cierto, muchas gracias por el mensaje de felicitación en mi blog. Me gustó mucho ^_^

Besos y feliz miércoles neblinoso.

Myra dijo...

Hola, Kine.Sé que ha sido una casualidad..No siempre se puede coincidir en gustos, verdad? Qué aburrido sería!
La felicitación salió tal cual.Ya sabes que no soy de borradores y demás. Salió del corazón.

Un beso en un mièrcoles muy soleado y con un cielo azul precioso.

Anónimo dijo...

Bien, acepto los capones, aunque aclaro, dije aquello que uno imagina y nunca tuvo como confesión. Nunca tuve un encuentro fugaz a lo Delpy y Hawke, entre otras cosas porque mi parte aventurera (en el sentido vital) cabe en una caja de cerillas y es muy improbable que me baje de un tren en Viena sin tenerlo previsto, por ejemplo.
Y bueno lo de amor y la rutina, es lo mismo visto desde perspectivas distintas ( vaso medio lleno y medio vacio), yo quiero decir que no se necesitan emociones vibrantes todos los días cuando te sigue emocionando mirar como tu pareja pela una patata, el amor en la rutina.

Y si, Dex, tienes razón y se te sobreentendió, pero no me gsuta la forma de mirarlo de Ismael, es de un revisionismo negativo,....propio de una persona tóxica, incluso (jejeje).
Las decisiones tomadas no se revisan, uno puede reflexionar durante el tiempo que haga falta pero una vez decidido lo único que nos vale es afrontar las consecuencias o encontrar soluciones, "mirar para atras no es de jurisprudencia" que decía aquella.

Besos. Kincaid

Myra dijo...

Hola de nuevo, Kinkaid. No quise dar ningún capón. Perdona si lo pareció. La edad influye en esa parte aventurera que tú dices no poseer. No se puede hacer según qué cosas cuando tienes una serie de responsabilidades en forma de hijos, trabajo..Pero no me digas que con la edad que tienen los protagonistas en la primera película tú no te bajarías de ese tren en Viena..Yo sí lo haría.
En cuanto a lo de las emociones y la rutina..yo casi que prefiero dejarlo ahí porque sería otro debate muy extenso..Me cuesta creer que haya emoción en la rutina. Pueden haber otras cosas que sustituyen a esa emoción del principio. Pero emoción...Ay..que ya me estás liando y tú sabes que esto de expresarme con la escritura no es lo mío..
Revisar, reflexionar...acaso no es lo mismo?.
Ah, y ella acabó mirando hacia atrás..Y lo que vió es lo que hizo que se decidiera a dejar una vida llena de nada..

Un beso.

Anónimo dijo...

Jejeje...vaaale. vamos cerrando distintas opiniones y abrimos nuevos debates...( queé bonito y que conste que no es mi intención tocar las...narices), pero ¿Crees que ella acaba mirando atras?. Yo creo que no, que es él quien termina mirando para adelante cuando hasta entonces nunca lo había hecho. Ella siguió avanzando y esperaba que él la alcanzase algún día, a lo que no estaba dispuesta era a pararse con el y sentarse en un banco de una estación buscando entre la gente aquello que tenía delante de las narices.

Bueno, así lo creo yo.

Besos sin rutina, cada uno nuevo, cada día distinto, como tu blog. Kincaid.

Myra dijo...

Ella dejó de cerrar puertas. Ella dejó, como dije antes, de vivir una vida llena de nada. Eso no es mirar para atrás?.
Yo creo que ella necesita dejar esa pose de "vida perfecta". Esa pose de " mi vida fue siempre mirar hacia adelante", para empezar a llenar su vida.

Así lo creo yo. En cualquier caso esta entrada era para otra peli..El secreto de sus ojos ya tuvo su entrada y si nos liamos a hablar de ella...no acabamos!

Más besos

Mario dijo...

Una película muy romántica claro, pero yo la tengo incompleta, a ver si en algún momento arreglo eso, y decir que la cinta es un buen canto de vida sin responsabilidades más que sentir y de vez en cuando apetece ese aire infantil y libre, me parece que como a ti de lo que recuerdo tenía muy buenos diálogos, muy frescos y hasta parecían improvisados para otorgar naturalidad que llega a reflejar el filme. Delpy también dirige, espero descubrirla en esa faceta. Saludos. Mario.

Myra dijo...

Hola, Mario. Has descrito perfectamente lo que pienso que trasmite esta película. "Un buen canto a la vida sin responsabilidades más que sentir". Todos sabemos que eso es como una utopía, es imposible sentir eso en el día a día y ahí radica el encanto de la película. En hacernos llevar por esa magia de "sentir".
Confieso que a July Delpy nunca le presté demasiado atención así que para mí ha sido como descrubrirla. Dirige, canta, enamora..Esta chica lo tiene todo!.

Un beso Mario

abril en paris dijo...

Un paseo por tu casa a la velocidad del rayo me descubre más de tí y de lo que aún no conozco y que desearia conocer como se conocen a los amigos.
No importa el frio de afuera, ni la fria pantalla.
Creo que no me he equivocado de lugar.
Un placer amiga mia.

Otro beso :-)

Myra dijo...

Gracias, Abril. Yo supe desde la primera vez que te visité que tampoco me equivocaba de lugar.

Más besos

Juan Herrezuelo dijo...

La he visto anunciada varias veces en alguno de tantos canales (cada vez más secos, más rutinarios) y por alguna razón nunca me sentido tentado de verla y al mismo tiempo siempre he sospechado que podría decirme algo, y que en su sencillez no habrá motivos para el aburrimiento sino para un íntimo disfrute. Después de leerte no perderé la siguiente ocasión. Al fin y al cabo, has compartido tu gusto por ella y en el intento de comprenderte se ha producido la magia. Un beso.

Mul dijo...

Me gustan las dos pero especialmente la segunda. Y muy especialmente el final, cuando Celine está imitando a Nina Simone ("Just in time", cómo no!) y vemos a Jesse abandonado en el sofá, entregado a las ocurrencias de ella que, sin cambiar de registro, le suelta aquello de "Baby... you are gonna miss that plane". Es un final luminoso en el que las sensaciones de los personajes quedan como suspendidas en el aire. Me encanta.

Para mí esa escena indaga en la esencia de toda la historia. Dos personas que se muestran tal cual son de forma natural y espontánea. Que comparten un presente y lo viven de forma intensa, disfrutando uno del otro. Pero sobretodo, dos personas que se comunican, que es algo muy diferente a hablar. Y cuando eso sucede, el intercambio de energía es tan fluido que la experiencia se vive como verdaderamente enriquecedora. Por eso creo que, aún tratándose de una historia de amor, profundiza un poco más en la magia de la complicidad y esa sensación de conexión auténtica y plena confianza que todos experimentamos en determinadas relaciones.

Respecto a la doctora de la sonrisa irresistible (la tuya también lo es, doctora), estoy con Carpet (Un beso!), es la vida de Benjamín la que esta llena de nada, empezando por la ausencia de identidad reflejada en su propio apellido. Por eso él, para vivir el presente, primero necesita reconstruir el pasado. Irene no tiene problemas de identidad, ella es Hastings y eso le libra del lastre de tener que mirar atrás para saber quién es. Su pasión, porque es una mujer muy apasionada, siempre estuvo a disposición de él, pero en un ahora entregado que nunca estuvo dispuesta a desperdiciar. Ella, con él o sin él, ha vivido y lo da por bueno. Es Benjamín el que se lamenta, porque sabe que fueron sus propias dificultades las que no hicieron posible el encuentro.

El secreto de sus ojos...qué causa...no se muere nunca!!

Besos, muchos!

Myra dijo...

Hola, Juan. Gracias por ese "intento en comprenderme"..soy un poco desastre para contar una peli. En cambio tú, sin verla, en una frase has dicho la esencia de Antes del amanecer: sencillez e íntimo disfrutre. Es una película sencilla y muy íntima. Se disfruta con unos díalogos que te rozan, te acarician y te dejan una sensación de magia.

Un beso

Myra dijo...

Hola, Mul!. A mí también me gustan las dos, lo que ocurre es que la primera me gusta un poquito más. Quizá por esa juventud de los protas. Por ese primer encuentro, ese primer descubrirse el uno en el otro sin casi necesidad de palabras. Pero estoy totalmente de acuerdo contigo en que ese final de la seguna peli es maravilloso. Ese final vale por las dos pelis juntas. La Delpy está..encantadora, verdad? Y cómo la mira él, esa mirada que tiene en exclusiva quien está enamorado.
Esa conexión de la que hablas es lo que me enamoró de la peli. No es una historia más de amor. Es el amor. Y ese mostrarse tal cual es cada uno, esa naturalidad. Tú que me conoces bien, sabes cuánto me gusta la naturalidad en todo, para bien y sé que en algunos casos para mal.
Bueno, le digo a Kinkaid que El secreto de sus ojos ya tuvo su entrada y ahora me vienes tú a tocar las narices!! jajaja..es broma. Ay, pero es que ya sabéis que esa peli para mí es muy especial y claro, si hacéis referencia a ella..pues tengo que responder y me pasaría horas hablando de mi querido Benja, mi querido sandoval y mi querida Irene..Aquí no puedo estar de acuerdo con tu visión. Es ella la que vive una vida llena de nada porque es ella la que sigue casada con un hombre al que no ama. Benjamín fue mucho más consecuente y terminó separándose de su mujer porque:"qué culpa tenía ella de que yo no la amara.." En el momento en que se separa, deja de vivir una vida llena de nada. Ella no. Ella sigue casada, tiene una buena vida, una vida acomodada..pero llena de nada. Yo creo que es ella la que tiene un problema de identidad no Benjamín. Él no se engaña, el sabe que sigue enamorado de Irene.

El secreto de sus ojos. Todos tenemos una pasión.

Qué alegría tu visita. Y qué sorpresa.

Besos, muchos más.

Mul dijo...

Pues va a ser que no. Recuerda esa frase de Irene, esa misma que tienes en el altar de tu blog, junto a otras divinidades. "Mi vida fue siempre mirar hacia adelante. Atrás no es mi jurisdicción. Me declaro incompetente". No lo digo yo, lo dice ella. Y a mí me parece absolutamente coherente y consecuente. No es una mujer que dude, no está insatisfecha con su vida o, por lo menos, no se muestra en la película. Cuando él por fin, hace acto de presencia real, ella aprovecha la oportunidad, de la misma forma que hubiera hecho años antes, porque esa oportunidad existió. Ella no se escondió, no se lo puso difícil, fue él quien no se atrevió. Pero mientras Benjamín se aclaraba, ella ha llenado su vida: de un trabajo que le gusta, de una rutina familiar, de unos hijos ¿Eso es nada? ¡Eso es mucho! ¿Que hubiera podido tener una vida mejor? ¡Claro! ¿Pero dónde estaba esa vida mejor? ¿Dónde estaba Benjamín? Atascado y dándole vueltas. Él se separa porque vive una mentira e Irene no lo hace porque, aunque no vive la verdad de su corazón, encuentra otra a la que se ha acomodado pero eso no significa que tenga un problema de identidad, no confundamos las cosas. Irene nunca se ha engañado, simplemente Benjamín no estaba, pero es que no estaba ni cuando estaba. Y la prueba es que cuando por fin está, ella está preparada y le acepta. Y le acepta con responsabilidad y respeto hacia su pasado, por eso dice aquello de "va a ser complicado". Benjamín, sin embargo, ha salido huyendo de sus errores. Irene no ¿Y sabes por qué? Porque no considera que su vida haya sido un error. Es una tía práctica que no se bloquea ante lo que no le cuadra, simplemente pone su atención en otras cosas y las disfruta.

O no hemos visto la misma película...

Más besos

Myra dijo...

Y dale..Qué El secreto de sus ojos ya tuvo su entrada!. Pero, ya que insistes...No me sientes cátedra, querida Mul, que tú ya sabes que eso es una cosa que no me gusta nada..Esta es tu visión de la película, tan válida como la mía. Y la mía sigue siendo que ella estaba en su pedestal, intocable. Pero que eso no implica que fuera una mujer coherente y consecuente. Que se lo puso fácil?? Sí..cerrando cada puerta que él iba dejando abierta. Eso es todo lo fácil que se lo puso.Él siempre estuvo. Estuvo hasta para abrir la puerta del cielo a un ángel...
Oye, pero a mí la descripción que haces de Irene...me suena, jajaja.

Va a ser que sí hemos visto la misma película, solo que con distinta mirada. Es lo que tiene ver una película que apasiona.

Menos besos, que te has puesto muy chula tú..

Mul dijo...

No me confundas sentar cátedra con argumentar, querida...no sé cómo llamarte. Todas las visiones son válidas, faltaría más, pero a cada afirmación o negación habría que añadir algo más que metáforas y poesía. Que a nadie le gusta eso más que a mí pero en este caso me resulta insuficiente para entender tu postura.

¿Ella era intocable o le parecía a él? ¿Ella cerraba puertas o era él el que no se atrevía a abrirlas? ¿Qué Benjamín siempre estuvo?... Sí, cagado en los pantalones. Recuerda el "TEMO". No lo digo yo, lo escribió él. Posiblemente Benjamín la amara mucho, muchísimo, pero no hizo nada, todo se quedó en la intención. Hasta que no encontró la letra que le faltaba no pudo actuar, sólo entonces se cerró la puerta al gusto de los dos.

Doy Fe

Gracias por tus besos, sean los que sean. Uno más para ti.

Pa un día que vengo...

Myra dijo...

Puedes llamarme Myra.."Pues va a ser que no", eso es casi como sentar cátedra. Va a ser que no, para ti. Para mí va a seguir siendo que sí. Sabes que en este terreno, la escritura, me tienes ganada la partida de largo. Me apoyo en frases de la peli y metáforas porque no sé argumentar mucho más por escrito. Si quieres entender mi postura, ya lo hablamos por fono..

Pa un día que vienes y la que lías con una peli que nada tiene que ver con la entrada...Pero no importa, lo que importa es que has venido y sabes que eso siempre es motivo de alegría para mí.

Besos, muchos.

Mul dijo...

No voy a justificar lo que he dicho, obviamente es para mí y tú lo has entendido igual. De todo lo que he escrito te quedas con la primera frase pero tomo nota, todo es mejorable y la próxima vez cuidaré más según qué expresiones.

Siempre me enseñas algo, por eso siempre vuelvo.

Pero no me hagas llamarte Myra porque no me sale.
Besos, muchos!

Myra dijo...

Llámame low...jajaja. No me he quedado solo con la primera frase...es solo que la menciono por lo de sentar cátedra. Me he quedado con todo y además, no te lo devuelvo!.
Todo es por la envidia que tengo de lo bonito que escribes. Pero tu visiòn es tu visión y la mía es la mía..

Los últimos besos que te doy, eh!